Los cigarros electrónicos sin nicotina

Los cigarros electrónicos sin nicotina

Por mucho que sea más adictiva que la cocaína –sería tedioso explicar el proceso que lleva a esta conclusión, de modo que creámoslo—, la nicotina de uno de los componentes sólo medianamente dañinos del tabaco. Esta alta adictividad es lo que hace que determinados tipos de líquidos para vapear presenten trazas del veneno.

Pocos de los que hayan decidido dejar el hábito del tabaco lo han logrado sin ayuda y menos aun son los que pueden decir que no han sufrido un síndrome de abstinencia terrible. Así, uniendo el gesto de llevarse algo a la boca, inhalarlo y expirar sustituimos el gesto. Un paso muy importante, quizá casi la mitad de la adicción.

Superar la adicción con cigarros electrónicos sin nicotina

El resto del “enganche” podemos superarlo gracias a la reducción paulatina de la droga contenida en el cigarrillo convencional. Para ello, los líquidos presentan diferentes dosis de nicotina, hasta el que no tiene ni rastro de ella.

Dentro de este tipo de sustancias nos encontraremos con una gama de sabores y duraciones muy amplia: hablamos de café, menta… o tabaco, incluso; y de cartuchos que ofrecen desde 40 hasta 400 inhalaciones -un pitillo no aguanta más de quince caladas—. Para todos los gustos y absolutamente sanos.

Los cigarros electrónicos sin nicotina, un placer sano

En principio se trata de sustituir el hábito malsano del tabaco convencional por el menos dañino del vapor. Pero, ¿por qué siguen “vapeando” quienes ya no precisan de ayuda para dejar el pitillo?, o, ¿por qué hay quien usa estos cigarrillos si jamás ha fumado? La respuesta es obvia: se trata de un placer sano, que no perjudica al que lo recibe ni a su entorno.

Recordemos, en todo caso, que la nicotina es un veneno -se usa en insecticidas, por ejemplo—, pero que, en cada calada inhalamos cianuro, estricnina, amoniaco, arsénico, butano, alquitrán, y así hasta 4000 sustancias nocivas o, simplemente, venenos.

Resulta cierto que el ser humano es el único animal lo bastante irracional como para envenenarse a sí mismo. Evitémoslo fácilmente con voluntad y cigarrillos electrónicos.

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más información interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× seis = 12

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>