Cambia antes de que sea demasiado tarde

Está demostrado y publicado en los periódicos, la televisión, la radio e Internet que los cigarrillos de tabaco convencionales son perjudiciales para la salud, sin embargo, todavía hay fumadores que aceptan su tabaquismo con razones como «yo estoy bien «, «aún no tengo problemas de salud», «es un hábito difícil de dejar», etc. Todo un montón de excusas para justificar el síndrome de la negación cuando se habla de fumar. 

Estos fumadores que dicen que no a las terapias de reemplazo de nicotina (NRT) e incluso a la analógica de los cigarrillos electrónicos, probablemente no lo tengan aún claro. ¿Es necesario experimentar un suceso terrible derivado del hábito de fumar antes de que se decidan a escoger la ayuda necesaria para dejar de fumar que ya está disponible en el mercado?

Un cigarrillo electrónico se compone principalmente de una batería, un cartucho que almacena la solución líquida compuesta de aromas con o sin nicotina y un atomizador que calienta el líquido para producir vapor en lugar de humo, haciendo de los cigarrillos electrónicos una manera segura para la salud, así como del medio ambiente. 

Un cigarrillo electrónico está diseñado para que se asemeje en apariencia a un cigarrillo convencional de forma que el fumador tenga una alternativa al consumo de tabaco sin perder el hábito de llevarse a la boca el cigarrillo y exhalar su humo. 

Ahora vamos a enumeran algunos de los terribles efectos que produce el tabaco:

  • Las enfermedades relacionadas con el hábito de fumar causan 440.000 muertes al año en los Estados Unidos.
  • En todo el mundo, hay alrededor de 10 millones de cigarrillos que se venden cada minuto y cada segundo alguien muere, ocho por enfermedades relacionadas con el tabaco.
  • En los EE.UU se ha informado de que cerca de 3000 personas mueren al año debido al humo que aspiran como fumadores pasivos.
  • Los cigarrillos son responsable de aproximadamente el 25% de las muertes causadas por incendios producidos en el hogar; aproximadamente 1.000 muertes relacionadas con el fuego.
  • El 60% de los fumadores mueren de afecciones cardíacas antes de alcanzar los 50.
  • Se cree que en este siglo, el tabaco matará más de mil millones de personas.
  • El consumo de tabaco produce cáncer en los pulmones, laringe, tráquea, esófago, bronquios, páncreas, riñón, vejiga, cuello del útero.
  • Fumar es la causa principal de asma entre los fumadores.
  • Los riesgos del crecimiento fetal, aborto espontáneo y retraso se incrementan para las mujeres embarazadas que fuman.
  • Fumar puede causar disfunción eréctil, impotencia o leves erecciones del pene.
  • Se conocen los productos químicos que se encuentran presentes en los cigarrillos tales como: amoníaco, arsénico, formaldehido, óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, plomo polonio radiactivo, cianuro de hidrógeno y otros 43 carcinógenos.
  • Muchos diabéticos no son conscientes de que el azúcar forma parte del 20% de un cigarrillo.
  • El ámbar gris, también conocido como vómito de ballena, es uno de los cientos de aditivos que se utilizan en los cigarrillos.
  • La urea, un compuesto químico importante en la orina, se usa para agregar «sabor» a los cigarrillos.
  • Un filtro de cigarrillo está compuesto de acetato de celulosa, que puede durar entre 18 meses y diez años en descomponerse. Ayuda a salvar a nuestra madre tierra.

Sorprendentemente, el número de fumadores que se cambiaron a los cigarrillos electrónicos está creciendo de forma continuada y significativa desde el 2006, no teniendo constancia de que estos hayan producido daño alguno para la salud de los que los utilizan.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.