Los intereses por crear mala publicidad hacia los cigarrillos electrónicos traen consecuencias

En esta sociedad muchos somos los que nos dejamos guiar por lo escuchado sin necesidad de contrastarlo, no nos interesamos en descubrir si esa información negativa tiene un tras fondo o no.

Desde que apareció el cigarrillo electrónico, está en el punto de mira de muchos, aunque se recalque una y otra vez que no existen pruebas de que pueda ser perjudicial se han empeñado en hacer acoso y derribo contra este producto.

En Estados Unidos se han incrementado las llamadas a centros de toxicología por posibles accidentes causados por cigarrillos electrónicos, principalmente a niños que manipularon el líquido que llevan estos cigarros. Más de la mitad de las llamadas recibidas involucraban a menores de cinco años que habían ingerido, inhalado o derramado el líquido en la piel o los ojos. La mayoría padecían de náuseas. Según un Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), una persona se suicidó inyectándose el producto por vena.

El cigarrillo electronico está constituido por un e-líquido que puedo o no contener nicotina y sabores afrutados o dulces, son calentados a temperatura baja por una pequeña resistencia y inhalada por los fumadores. Es un producto que está prohibido para menores de 18 años.

El líquido del cigarrillo electrónico está creado para vapear, no para ingerir oralmente o esparcirlo por nuestra piel como si fuese una crema, evidentemente se trata de un producto con nicotina creado con un fin en concreto y no ningún otro.

Del mismo modo que los menores no tiene autoridad para consumirlo, tampoco la tienen para manipularlo. Los productos con alcohol suelen estar bajo custodia de los adultos para que no existan accidentes, los encendedores, los medicamentos, los utensilios de cocina…. del mismo modo debería resguardarse el líquido de este producto como bien advierte en su prospecto.

Si utilizamos los cigarrillos electronicos como deben usarse no habrá ningún tipo de problema, si abusamos de el o no seguimos sus instrucciones, como pasaría con cualquier medicamento, tendremos reacciones negativas. Por lo tanto todos estos artículos en contra del producto y de los problemas que pueden generar a largo pazo, no son reales ni están demostrados.

Mucha gente ha conseguido dejar de fumar, reducir nicotina, ganar en salud…. y por culpa de toda esta divulgación negativa muchos otros se privan de hacerlo. El miedo creado a su alrededor no les deja ver que el tabaco es mucho más perjudicial a diferencia del cigarrillo electrónico, que si a conseguido terminado con muchas vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.