¿Qué es y cómo funciona el claromizador?

Los cigarrillos electrónicos están compuestos de varias partes, ellos son como nuestros grandes amigos. Debemos conocerlos en profundidad y en detalle, saber cuáles son sus componentes, como funcionan y sobre todo como tratarlas y mantenerlas. Para prolongar la vida útil de nuestro cigarrillo electrónico el máximo tiempo posible.

El claromizador también denominado tanque, es una parte fundamental del cigarrillo electrónico. Este tiene un artefacto dentro del que se calienta el líquido y se convierte en vapor. Este es un elemento fundamental del cigarrillo electrónico, debido a que no podría funcionar sin él.

Su mantenimiento es muy importante, lo debes conservar en un óptimo estado de funcionamiento para prolongar lo máximo posible su buen rendimiento.

Rellenado del atomizador

Para rellenar el claromizador o atomizador, lo primero que debes hacer es quitar la boquilla. Debes tener mucho cuidado con las resistencias, ponlas en un lugar seguro, porque si las pierdes, el claromizador no servirá, y deberás reemplazarlo.

Una vez que quitaste la boquilla debes comenzar a colocar el líquido. Debes llenar el claromizador hasta el nivel que marque, el líquido no debe tocar el borde. La capacidad del claromizador es diferente según el modelo del que se trate. Si es un CE4 o CE4+ puede cargar 1,6 mililitros, si el atomizador es MT3 su capacidad es de 2 mililitros. Una vez que lo cargaste colócale nuevamente la boquilla, y ya lo tienes listo para comenzar con el vapeo.

Bobina de la cabeza

Se denomina así al lugar dentro del cual se calienta el líquido que luego se convierte en vapor. En algún momento de la vida de nuestro cigarrillo electrónico debemos cambiar la bobina de la cabeza. El cambio de la misma dependerá del modelo del atomizador que tenga nuestro cigarrillo.

La asiduidad con la que cambiemos el atomizador y la bobina de la cabeza obedecerá a cuanto vapeamos. Por ejemplo si usamos 10 mililitros de líquido a la semana, lo recomendable sería efectuar el cambio de la bobina de la cabeza cada tres semanas.

Si el líquido está por debajo de los 0,8 mililitros es recomendable que no vapees de esa manera evitaras que la bobina de la cabeza se queme e inutilice al atomizador.

Si tienes en cuenta estas cuestiones tu claromizador se mantendrá en un muy buen estado por mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.