La nicotina y el cigarrillo electrónico tradicional

La nicotina es una sustancia orgánica, encontrada específicamente en el tabaco y, con una concentración muy alta en sus hojas. Ésta ha de constituir el 5% de todo el peso de la planta. La nicotina ha de deberle su nombre a Nicot Jean, quien ha introducido en el año 1560 al tabaco en Francia.

La nicotina se sintetiza en las zonas con mayor actividad de tabaco y luego, es transportada por la savia que las hojas verdes tiene. Ese depósito se realiza como sales orgánicas. Lamentablemente es un veneno muy potente e incluso suele utilizarse en muchísimos insecticidas, por sobre todas las cosas en fumigantes de invernaderos. Esta sustancia en concentraciones bajas, es totalmente estimulante y genera una adicción al tabaco.

Nicotina del cigarrillo tradicional

El cigarrillo tradicional es totalmente adictivo, ya que su principal compuesto es la nicotina y ésta es mucho más adictiva que la cocaína. Actualmente cada cigarrillo posee aproximadamente dos miligramos de nicotina que al inhalarlo, una vez encendido el cigarrillo, el fumador ha de ingerir aproximadamente 0,8 miligramos. Si esta cifra se multiplica por veinte o sesenta cigarrillos diarios, estaríamos hablando de aproximadamente entre 16 y 48 miligramos.

La molécula suele alcanzar al cerebro del fumador, llevando la nicotina a los pulmones y luego, dejando pasar las partículas de alquitrán a la sangre. En aproximadamente diez segundos, la nicotina penetra en el cerebro y crea adicción.

Nicotina del cigarrillo electrónico

El cigarrillo electrónico, también denominado eCigar o vaporizador electrónico, es una real alternativa al cigarrillo tradicional, ya que está totalmente destinado a quienes quieren continuar fumando sin tener que inhalar todas las sustancias peligrosas del tabaco.

El cigarrillo electrónico está constituido por un vaporizador que emana una única sustancia, la cual se encuentra en los cartuchos y eso mismo provoca la expulsión de un vapor, el cual imita al humo que el tradicional cigarrillo expide y así, consigue un efecto realmente similar.

A diferencia del cigarrillo tradicional, que posee más de 5000 ingredientes cancerígenos, el electrónico simplemente está compuesto por cinco: nicotina, propilenoglicol, agua, aromatizantes y glicerina. Las cantidades de nicotina son realmente insignificantes, por lo que no daña la salud del fumador ni la del resto de las personas que están a su alrededor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.