Cigarrillo electrónico una opción segura y saludable

Sin lugar a dudas, el cigarrillo electrónico es la opción más saludable para los ex fumadores de cigarrillos convencionales, como para aquellas que quieren comenzar a vapear. En el cigarrillo electrónico no hay combustión, lo que se calienta es el e-líquido que se coloca dentro del atomizador. No hay humo sino vapor, esto no es peligroso para la salud, muy por el contrario.

El vapor de un cigarrillo electrónico, puede o no contener nicotina, eso es a gusto del vapeador. Aunque la concentración que tiene un cigarrillo electrónico es 10 veces menor a la contenida por el tabaco.

El cigarrillo electrónico cada día gana más adeptos, el problema es que estos dispositivos, van en contra de los intereses de las tabacaleras. Por eso se prohíbe su utilización, y se dice que estos hacen daño a la salud sin tener ningún basamento científico o médico. Las personas que adoptan esta nueva forma de fumar, notan la diferencia en su organismo al no consumir tabaco, y las toxinas que este contiene.

Sin olor ni combustión

Este cigarrillo electrónico funciona con e-liquido. Estos líquidos tienen varios sabores, los hay de tabaco. Aunque existe también una gran variedad de otros sabores que van desde los frutales, pasando por los distintos tipos de mentas y mentoles, hasta los con sabor a bebidas y postres. Algunos llegan a ser bastante excéntricos y divertidos.

Con el e-liquido los vapeadores erradican de su vida el mal aliento, y ese espantoso olor tabaco quemado y sustancias nocivas que todo lo invadían.

Tampoco hay combustión, como dijimos antes, el humo es producto del vapor. Por lo tanto ya no veremos cenizas viajando y quemando nuestros jerséis, tapizados, y tapetes.

Otra de las tantas ventajas que tienen los cigarrillos electrónicos es su precio, respecto de los cigarrillos de tabaco, estos resultan sumamente económicos.

Conclusión

Los cigarrillos electrónicos cada día ganan más adeptos, a diferencia de los cigarrillos tradicionales, se puede regular la nicotina que se coloca en ellos. Dentro de ellos no se produce combustión sino vapor. No generan mal aliento, malos olores, y son mucho más económicos. La desventaja que tienen los cigarrillos electrónicos es que no son aceptados por las tabacaleras, por ir contra sus intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.