Lo que debes saber a cerca de los cigarrillos electrónicos si eres principiante

El número de adeptos al cigarrillo electrónico está en constante crecimiento, día a día logra más y más adeptos. Si tú has dejado el tabaco, o piensas hacerlo en un futuro cercano y pasarte al cigarrillo electrónico, no puedes dejar de leer estos consejos para principiantes.

El cigarrillo electrónico es una alternativa al tabaco, es una manera diferente y mucho más saludable de fumar, debido a que permite al fumador administrar la cantidad de nicotina. Podrá también en cualquier momento aumentarla, disminuirla o eliminarla si así lo quisiera.

Presentación: Los cigarrillos electrónicos tienen el aspecto del cigarrillo común aunque son un poco más largos, los hay en varios colores. Actualmente también hay puros electrónicos e incluso pipas.

¿Por qué se le dice vapear? Se le llama así porque se inhala vapor, no hay reacciones químicas ni nocivas producto de la combustión. Como verás la diferencia con fumar es sustancial, porque en este caso lo que se inhala es un humo producto de la combustión del tabaco.

¿Cómo funciona el cigarrillo electrónico?

Tiene tres partes básicas:

  1. La batería que le proporciona energía al atomizador.
  2. El atomizador que calienta el líquido hasta el punto de ebullición convirtiéndolo en vapor.
  3. El cartucho este es el contenedor del líquido que luego pasará por el atomizador.

¿Qué liquido utiliza el cigarrillo electrónico?

Se los denomina e-liquidos estos líquidos que administran la nicotina una vez que están evaporados. Estos tienen diferentes concentraciones de nicotina y hasta los hay sin ella. Las concentraciones de nicotina de los e-liquidos se miden en miligramos por mililitro, por lo tanto si compras un frasco de 10 ml el frasco contiene 100 mg de nicotina.

Los líquidos vienen en una gran variedad de sabores por supuesto están los que imitan el sabor del tabaco de diferentes marcas (aunque nunca será lo mismo porque le falta los químicos y sustancias que tienen los cigarrillos de tabaco).

Hay una amplia variedad de sabores frutales como manzana, cereza, plátano, coco melocotón, melón, naranja, sandía, granada, uva, etc. Otros sabores son la menta, doble menta, mentol, crema, café, jengibre, miel. También de bebidas como ponche de frutas, piña colada, coca-cola, whisky, cerveza. Y otros más extraños como macarrones, cacahuate, crema, y helado.

Para comenzar deberías elegir menta, menta doble, mentol, etc. Los sabores a tabaco están elaborados a base de frutos secos (almendra amarga, nuez) y puede que al principio estos te desagraden. Aunque es todo cuestión de costumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.