Como saber que claromizador se ajusta a nuestras necesidades

Saber escoger un buen claromizador puede ser decisivo para apreciar las ventajas de vapear.

Cuando nos iniciamos en este mundo es muy difícil decantarnos por uno o otro, sobre todo con la

gran variedad que existen hoy en día.

Antes de comprar un cigarrillo electrónico es muy importante estar bien informado de donde lo

queremos adquirir y por cual nos vamos a decantar. Internet es el portal más amplio para poder

investigar sobre el tema, podemos encontrar gran cantidad de vídeos explicativos y foros donde la

gente puede expresar si le gusta o no lo que han probado. Por aquí podemos guiarnos bastante

sobre que es lo que buscamos y una vez en la tienda, la persona que nos atienda se encargará de el

resto.

Nos vamos a centrar en los claromizadores compatibles con rosca EGO, ya que probablemente son

los más populares y en cuanto a calidad­precio son muy recomendables.

 

Casi todos los kit de iniciación al vapeo suelen venir con un claromizador C4, un buen modelo

para principiantes. Se rellena fácilmente retirando la boquilla roscada y directamente con el

adaptador que traen todos los líquidos, apoyado en la pared del depósito sin permitir que entre

líquido en el agujero central, hasta la medida de 1,6ml. El C4 es el único modelo de «usar y tirar»,

una vez quemada la resistencia no podríamos aprovechar ninguna pieza.

 

La gama superior sería el C5, tiene el mismo sistema de carga y de mecha pero a diferencia del

anterior es desmontable, con la enorme ventaja de poder limpiar sus piezas sin problema y lo más

importante, una vez quemada su resistencia simplemente tendremos que comprar otra y cambiarla,

manteniendo así siempre la misma carcasa. Tiene una capacidad de 1,6ml.

 

El claromizador C5 plus, es una evolución del C5. Su resistencia tiene un sistema de mecha interna

que consigue estar mojada por el líquido siempre al mismo nivel y consiguiendo disfrutar de un

sabor intenso en cada vapeada. Sus piezas también son desmontables y dispone de la misma

capacidad.

 

Por otro lado tenemos el H2, estéticamente podría recordarnos a una probeta. Es conocido como el

«antivuelco», la boquilla y el cuerpo son la misma pieza, su resistencia se encuentra en la parte

inferior y esto provoca que desde que sale el vapor hasta que llega a nuestra boca se temple.

Muchos están a favor de este sistema afirmando que no les provoca ningún tipo de sequedad.

 

Los modelos EVOD y T3 utilizan el mismo sistema que el H2, pero su carcasa es mucho mas

resistente, está hecha  de un material más bueno. En el caso de EVOD su cuerpo es de acero

inoxidable con una boquilla de plástico muy resistente y gruesa, su capacidad de líquido llega a

1,8ml. Respecto al T3, su cuerpo es de plástico pero prácticamente irrompible y su capacidad llega

a 2,5ml. Podrían ser compatibles con baterías de voltaje regulable a máxima potencia.

 

Por ultimo tenemos las tanquetas Vivi Nova. Estas tanquetas siguen el mismo sistema que los

claromizadores, con resistencias reemplazables y posibilidad de depositar hasta 3,5ml

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.