El uso de cigarrillos electrónicos queda prohibido en las instalaciones sanitarias de Irlanda

En el próximo mes de Mayo el Departamento Irlandés de Sanidad, conocido como HSE, prohibirá el uso y la venta de los cigarrillos electrónicos en las instalaciones sanitarias.

Todavía no se había establecido una normativa para este sector en la República de Irlanda, la ley antitabaco fue impuesto en 2004 donde quedo prohibido su uso en todos los lugares públicos y de trabajo.

La República de Irlanda se convirtió en 2004 en el primer país del mundo que prohibió el tabaco en todos los lugares públicos, una medida que la situó a la vanguardia de la lucha contra esta adicción.

Dublín quiere que Irlanda también sea el primer país europeo en eliminar este año gran parte de la publicidad de las cajetillas de tabaco y normalizar su apariencia. La idea principal es crear una gran campaña que pueda si no erradicar disminuir este hábito que causa 5.200 muertes al año en este país.

Ha quedado demostrado con diferentes estudios que el cigarrillo electrónico si que es efectivo para dejar de fumar y que el vapor que desprende no perjudica en nada a los que se encuentran a su alrededor a la hora de utilizarlo ni al medio ambiente, pero al ser un producto que apenas se lleva utilizando diez años, todavía no se puede anticipar con seguridad que a largo plazo no exista algún tipo de efecto secundario o no. Su regulación en este caso es una prevención a algo que todavía no ha pasado.

El HSE aseguró que, para abandonar la adicción a la nicotina se tiene que seguir un tratamiento y que tiene que tener un control, tal y como se lleva con los parches o los chicles que se venden en farmacias. Por este motivo se debe comprar este tipo de artículos en tiendas especializadas en ello donde se encuentre una persona capacitada para poder aconsejar y hacer un seguimiento de como debe utilizarse y dosificar.

El Departamento de Sanidad también se declaró «preocupado» por el hecho de que algunos cigarrillos electrónicos se «asemejen a los cigarrillos normales», pero hoy en día esto no supone un problema puesto que se distinguen perfectamente y poco a poco se van distinguiendo mas de la forma de un cigarro. Antiguamente el propósito principal era que el cliente no encontrara diferencia entre uno y otro pero en la actualidad es todo lo contrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.