El tabaco llega a sus ventas más bajas desde su existencia

Las ventas de los cigarrillos han bajado un 11,6% entre Enero y Noviembre del 2013 respecto al 2012, el consumo toca mínimos históricos en España según los datos del Comisionado para el Mercado de los Tabacos.

Cada son las más los que abandonan este hábito, desde el inicio de la crisis se ha pasado de vender 4.514 millones de cajetillas en 2008 a 2.671 millones en 2012. No se registraba una cifra tan mala desde 1989. Este año todo indica que baje todavía más.

Este enorme sector lleva tiempo avisando de que por culpa de la ley antitabaco su facturación ha bajado pero en estos dos últimos años achacan la culpa principalmente al negocio de los cigarrillos electrónicos, que se han llevado una gran parte de sus clientes a su terreno. Después de reclamar el tener autoridad total para vender estos artículos se les a otorgado la posibilidad de poder comercializar con ellos pero no una exclusividad.

Un cigarrillo electrónico es muy rentable tiene un 30 % de rentabilidad respecto a un 8% del cigarrillo convencional. Este producto sirve para dejar de fumar y su coste es mucho más económico que el tabaco, aparte de ser mucho más sano.

La Organización Nacional de Asociaciones de Estanqueros, Onae, quiere analizar el desplome del mercado y ha solicitado al Comisionado para el Mercado de Tabacos las cifras de estancos que han cerrado este año.

David Torreblanca, vicepresidente de ONAE, sospecha que pueden ubicarse alrededor del medio centenar de los 12.000 estancos que hay en toda España.

Por otro lado hay que destacar que no todo ha bajado, el tabaco de liar a crecido un 7,4% hasta 6,45 millones de kilos. Este producto está teniendo mucha demanda ya que al subir el tabaco es más rentable comprar tabaco de liar y fabricar tus propios cigarrillos. Las ventas ya superan los 1.000 millones de euros desde Enero hasta Noviembre.

Los estanqueros reclamar que los cigarrillos electrónicos tengan las mismas restricciones que el tabaco convencional, al liberar nicotina consideran que se trata de un producto perjudicial para la salud. Por ello, han pedido este lunes a la Administración que el cigarrillo electrónico tenga el mismo tratamiento que el cigarrillo convencional y que se prohíba en todos los locales. De esta manera, los fumadores no tendrán ningún incentivo para consumir el producto que amenaza con desestabilizar aún más el negocio y volverán a consumir tabaco.

Lo que no están teniendo en cuenta es que gracias a los cigarrillos electrónicos mucha gente a conseguido eliminar la necesidad de ingerir nicotina con un proceso rápido y fácil, además de mejorar en su salud y no perjudicar a los que les rodean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.