Los famosos apuestan por el cigarrillo electrónico

Cada vez con más frecuencia aparecen famosos de todos los artes utilizando cigarrillos

electrónicos. Su consumo se ha triplicado en dos años y las celebrities, que tanto se cuidan de no

dejarse fotografiar con un cigarro en la mano, no tienen ningún problema en hacerlo con los e­

cigarrillos.

El pasado domingo 12 de Enero del 2014, se llevo acabo uno de los eventos mas importantes y

esperados de todo el año, los premios Globo de Oro. En esta celebración pudimos observar que

actores como Leonardo Dicaprio y Julia Louis­Dreyfus, entre otros, estuvieron disfrutando de sus

cigarrillos electrónicos durante toda la noche de una forma natural.

En el caso de Robert Pattinson, el protagonista de la saga Crepúsculo, sufrió una serie de

acontecimientos estos dos últimos años que le llevaron a recaer a la adicción del tabaco. El actor

Británico ha seguido los consejos de su amigo Leonardo Dicaprio para dejar de fumar, y ha

empezado a utilizar el cigarrillo electrónico. Se le ha podido ver ya varias veces utilizándolo, la

última vez durante la première de la nueva película de Kristen Stewart, ‘On The Road’.

Muchos son ya los que han sustituido el tabaco por este producto en escenas grabadas. El actor

simula que fuma, pero en realidad dan caladas a un producto electrónico que emite vapor en lugar

de humo y recrea perfectamente la acción que se quiere representar.

Existen líquidos para los cigarrillos electrónicos de todo tipo de sabores y las estrellas los usan en

público y en cualquier ocasión, algo que a los fabricantes nunca se les pasa publicitar.

Pese al hecho de que en Hollywood se usen alegremente, casi con orgullo de exfumador, ciudades

muy cercanas, como es el caso de Los Ángeles, han prohibido su utilización en lugares públicos

donde la normativa del tabaco estaba restringida. Es cuestión de tiempo que empiecen a

regularizarse por todas partes. En el caso de España la ley no ha sido tan radical, y su uso no estará

permitido en lugares públicos como, colegios, parques infantiles, hospitales y transporte público,

permitiendo así consumirlos en bares y restaurantes.

Algunas multinacionales del tabaco han empezado a invertir en esta línea de negocio. Las

empresas que comercializan Marlboro, Lucky Strike o Camel tienen su propia marca de cigarrillos

electrónicos y están aprovechando para anunciarse en televisión, una práctica impensable para los

cigarros analógicos. Copian los códigos de la publicidad tradicional para tabaco ­en la que el

lenguaje es coloquial y directo y los hombres viriles al estilo Marlboro­ y utilizan a famosos como

reclame.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.