Philip Morris y los cigarrillos electrónicos

La tabaquera de Philip Morris International (PMI) a finales de 2013 anunció que en 2014 entraría en el mercado de los cigarrillos electrónicos.

Durante su intervención en una conferencia organizada por Morgan Stanley en Nueva York, el consejero delegado de PMI, André Calantzopoulos, informó de que el beneficio por acción para el ejercicio 2013 fué de entre 5,37 y 5,42 dólares, en comparación con la anterior estimación de entre 5,35 y 5,4 dólares.

Este revisión al alza de 0,02 dólares refleja una reducción del impacto negativo del cambio de divisas, que descendió desde 0,33 dólares a 0,31 dólares, y suponía un aumento de alrededor del 10% en comparación con el beneficio de 5,22 dólares logrado en 2012.

Por este motivo anunció que la compañía entrará en el negocio de los cigarrillos electrónicos en la segunda mitad de 2014 con un producto desarrollado con la tecnología actual, pero con un sabor mejorado.

La compañía ha tomado esta decisión con el objetivo de conocer la dinámica de este mercado, colaborar en el debate regula-torio y crear una base de negocio sobre la que construir su actividad una vez que haya superado las limitaciones técnicas y haya desarrollado una tecnología de nueva generación.

«Creemos que deberíamos ser capaces de superar las limitaciones tecnológicas con el tiempo y que los futuros cigarrillos electrónicos deberían ser una categoría atractiva para los consumidores adultos asumiendo que no están sujetos a una excesiva regulación o una excesiva fiscalidad», añadió Philip.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.