¿Qué opinan los médicos sobre el uso del cigarrillo electrónico?

El cigarro o cigarrillo es una de las formas más comunes para consumir el tabaco en todo el mundo, fumar es la adicción legal que se encuentra ampliamente distribuida y mayormente permitida en todo el planeta que produce más muertes anualmente y a pesar de ello, continúa cobrando más adeptos entre la gente joven y menores de edad quienes en su afán por identificarse/pertenecer a un grupo, socializar o equipararse con la estrella del momento son partidarios del cigarrillo.

Por otra parte, las personas fumadoras que se asumen afectas al tabaco tratan de combatir su adicción al cigarrillo utilizando diversas alternativas como:

  • Los medios naturistas con tes, infusiones.
  • Los farmacéuticos con chicles, dulces, parches que contienen nicotina en proporciones graduales.
  • Los sistemas de programación neurolinguística que emplean música y meditación.
  • El cigarrillo electrónico.

Médicos y cigarrillo electrónico

La adicción al tabaco en forma de cigarrillo, origino el surgimiento de varios tratamientos para suprimirla. Los parches y las tabletas de nicotina aprobadas por la FDA, cobraron importancia relevante desde hace varios años debido al incremento del cáncer, atribuido al tabaquismo y al endurecimiento de las leyes contra los fumadores en varios países.

Las opiniones de los médicos señalan en principio que no existen estudios que avalen la confiabilidad e inocuidad de los cartuchos del cigarrillo electrónico que muestren que son menos tóxicos que los cigarrillos normales. La mayoría de las sociedades médicas coinciden en la carencia de evidencias que demuestren la seguridad del uso de estos dispositivos electrónicos, así como la eficacia de los mismos, además la composición de los cigarrillos no está indicada en los cartuchos del producto lo que deberían de exigir los usuarios. Los médicos sugieren seguir métodos seguros, confiables y permanentes.

Esto estimulo el desarrollo de una nueva forma de fumar a través del cigarrillo electrónico que fue conocido comercialmente en 2003 un producto de origen asiático, vendido como una solución para la adicción al tabaquismo. Este cigarrillo aparentemente no es dañino para la salud sin embargo, la Organización Mundial para la Salud (OMS) no ha emitido certificado alguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.