Vaporizadores de Hierbas

Un vaporizador se usa para calentar la hierba hasta el punto en el que desprende sus componentes activos y produce vapor. La ventaja sobre quemar la hierba es que la materia no arde y por lo tanto no produce humo, y el vapor generado no contiene partículas tóxicas como el alquitrán, la naftalina, el tolueno benceno, etc. haciendo que la inhalación del vapor sea mucho menos dañina para la salud del usuario.

El fumar la hierba implica quemar carbonizar e implica una combustión. La producción de humo crea cantidades importantes de subproductos nocivos de naturaleza tóxica, entre los que se incluyen el alquitrán (partículas solidas) y el óxido nítrico (gas). Todos estos subproductos son dañinos e irritan la garganta, la boca y los pulmones. Además, al quemar la hierba se destruye una gran parte de sus componentes activos, lo que significa que fumar hierba es mucho menos efectivo que vaporizarla.

Un vaporizador se usa para extraer los componentes activos de hierbas recreativas y medicinales para su inhalación. La inhalación del vapor tiene un efecto inmediato y es mucho más eficaz y limpio, y por lo tanto más sano, que el fumar y/o el incienso.

Un vaporizador usa una corriente de aire caliente para extraer los componentes activos de la material vegetal y el vapor creado está libre de alquitrán. Este proceso no quema la hierba y por lo tanto no quedan cenizas tras la vaporización; el material restante únicamente ha perdido su color y aroma, y por ello un vaporizador es fácil de limpiar – solo tienes que vaciar el depósito de la hierba y ya está.

Este proceso se llama convención y evita el contacto directo con la hierba y la fuente de calor, impidiendo que la materia se queme. Y es la razón por la que los vaporizadores modernos utilizan corrientes de convención.

Estos vaporizadores son estéticamente muy similares a los cigarrillos electrónicos normales pero en vez de introducir un líquido para vapear se introduce la hierba que queramos utilizar.

Las cantidades que se pueden introducir en la pieza de cerámica donde encontramos la resistencia son pequeñas. Deberemos vaciarlo y volverlo a rellenar en pocas vapeadas.

Normalmente estos cigarrillos electrónicos suelen venir con un kit de limpieza para no dañar las piezas internas.

Los podemos encontrar por internet o en cualquier tienda especializada en cigarrillos electrónicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.