La verdad sobre el propilenglicol

Muchos son los rumores que circulan sobre si el propilenglicol es una sustancia cancerígena, sobre todo desde que se sabe que forma parte de uno de los componentes del líquido del cigarrillo electrónico.

Las sustancias más habituales en estos líquidos son la glicerina, la nicotina, el propilenglicol, los aromas y se puede elegir con o sin nicotina.

El propilenglicol es conocido también por el nombre sistemático propano­1 ,2­diol, generalmente es bastante dulce, inodoro, incoloro y viscoso además de transparente, el papel que realiza es el de añadir al vapor una forma de picazón en la garganta, por lo que se asemeja a lo que se siente al fumar un cigarrillo de tabaco y que principalmente es lo que busca el cliente en este producto.

El hecho de que sea dulce provoca que la mayoría de sabores, sobre todo los de tabaco, de los e­ líquidos tengan este pequeño matiz en sus sabores.

Son muchos ya los interesados en propagar que este componente es dañino, y gran parte de esta difusión tiene como fin crear un miedo al vapeador o futuro cliente para que deje de consumir este producto.

El negocio de los cigarrillos electrónicos ha tenido muchísimo éxito y en cuestión de diez años ha conseguido destacar y captar al cliente. Cuando algo sube otras cosa bajan, pues en este caso hay una gran número de personas que han sustituido el tabaco por el e­cigarrillo. No solo han perdido las tabacaleras, sino también las farmacias que vendían una gran cantidad de productos para superar la adicción del tabaco, grupos terapéuticos para dejar de fumar, médicos que dejan de tratar la ansiedad que provoca la nicotina… Muchos son los perjudicados por este nuevo sector y lo más fácil para acabar con el enemigo es divulgar informaciones no contrastadas.

Antes de comenzar a utilizar un producto siempre es bueno informarse de cuales son sus componentes, si tiene algún tipo de efecto secundario, intentar conocer a alguien que lo consuma, pero sobretodo contrastar aquello que podemos leer.

Este componente esta considerado como seguro, además se usa en productos de alimentación y cosméticos,de hecho, el 80 % de las cremas y emulsiones que utilizamos a diario contienen Propilenglicol en proporciones desde el 3 hasta el 30 %, muchos medicamentos de uso cotidiano lo usan como excipiente, las lociones capilares lo usan como humectante y vehículo para los principios activos, muchos de los alimentos que ingerimos a diario también lo contienen.

Además se ha descubierto recientemente que podría tratarse de una fuerte arma en contra de la neumonía, la influenza y otras enfermedades respiratorias al ser vaporizado e inhalado. Por lo tanto podemos estar tranquilos de que no nos puede hacer daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.