¿como puedo alargar la vida de mi batería?

Vamos a dar algunas claves para conseguir que nuestra batería del cigarrillo electrónico nos aporte su máximo rendimiento durante su vida nominal. Como ya sabéis, las baterías son productos consumibles, es decir, con el tiempo y el uso se van deteriorando hasta que es necesario su remplazo. Da igual la forma, tamaño, potencia o elementos que la compongan, todas ellas se van desgastando y su vida nominal variará en función de la calidad, materiales y sobretodo por el uso que hagamos de ella, de ahí la importancia de saber aprovecharla al máximo siguiendo unas sencillas pautas.

¿como sé que mi batería empieza a desgastarse?

La forma más común de detectar este deterioro es en la autonomía de la batería, la cual va disminuyendo con el tiempo. Por ejemplo, si al empezar a utilizar nuestro cigarrillo electrónico y haciendo un uso regular nos dura con una carga completa todo un día, con el paso de los días y meses notaremos como en estas mismas condiciones nos pedirá antes que la pongamos a cargar.

Esto no impide que la podamos seguir usando, pero si indica que está en la cuesta abajo de su rendimiento. Su reemplazo solo dependerá de nuestras necesidades de autonomía de nuestro cigarro electrónico.

Como no podemos evitar que todo esto suceda, vamos a intentar dar las claves para un correcto uso de nuestro e-cigar:

1. En el caso de tener una batería nueva es importante empezar a usarla hasta agotarla por completo y posteriormente realizar una carga completa antes de volver a usarla. Esto es porque los fabricantes almacenan una pequeña cantidad de energía para su mantenimiento durante el transporte y almacenaje y evitar el efecto memoria (posible futuro tema de artículo).

2. Respetar los ciclos completos de carga y descarga siempre que sea posible. Hacer frecuentemente cargas incompletas o cargar nuestra batería antes de agotarla puede propiciar el efecto memoria de la batería.

3. Bloquear la batería cuando no vamos ha hacer uso de nuestro cigarrillo o cuando vamos a guardarlo en el bolsillo, bolso, pitillera, etc. para evitar que se quede presionado el botón de encendido. Las baterías automáticas (aquellas que no tienen botón de encendido) al no poder bloquearse van perdiendo carga mientras no se usan. En cambio en las baterías que tienen la opción de bloqueo (suele activarse/desactivarse presionando de forma repetitiva varias veces) se cierra el consumo durante el desuso.

4. Evitar el calentamiento de la batería y los usos muy prolongados de la misma. Las baterías trabajan mejor en temperaturas bajas, por ellos es importante no dejarlas expuestas al sol ni presionar intervalos muy prolongados el botón de encendido, ya que el sobrecalentamiento puede afectar a las soldaduras internas del chip que incorporan.

5. Usar cargadores propios del modelo de batería y adaptadores de corriente que tengan las características técnicas (amperaje, voltaje, etc) adecuadas para el tipo de batería. Cabe destacar que si cargamos nuestro cigarro electrónico directamente por puerto USB tardará más en completar la carga que si lo hacemos con un adaptador directamente a la corriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.