¿Cómo evito que se recaliente el cargador de mi cigarrillo electrónico?

Los cigarros electrónicos son unos dispositivos que aparentan ser como un cigarro tradicional, aunque con una diferencia importante, en vez de emitir humo, emiten vapor de agua. Cuando usas un cartucho y un espiral, el cigarrillo recalentará la nicotina y permitirá que el usuario pueda inhalarla tranquilamente como si estuviera fumando con normalidad.

No obstante, los electrónicos son una de las alternativas más interesantes para poder dejar de fumar. El atomizador que aloja al espiral en el que se calienta la nicotina, suele recalentarse en ocasiones, ocasionando varias molestias. Sin embargo, hay algunas cosas que podrías hacer para evitarlo.

Consejos

Luego de haber dado una pitada, suelta el botón, dado que este mismo lo que hace es calentar el espiral y por ello, cuando lo mantienes presionado durante la sesión, el atomizador solamente se recalentará.

Por otro lado, trata de mantener la cantidad de líquido adecuado en el atomizador, puesto que si el mismo está terminándose, deberás rellenarlo pero sin sobrecargar. Este mismo le dará sabor al cigarro electrónico y ayudará a que el atomizador se mantenga frío.

En el caso de haber fumado con mucha frecuencia, lo que tendrás que hacer es tomar un respiro y dejar descansar al dispositivo durante unos minutos para luego volver a utilizarlo.

Otras recomendaciones

Quita el atomizador del cartucho y colócalo en remojo pero no en agua muy caliente. Retíralo, agítalo durante aproximadamente 15 minutos y deja que se seque sobre una toalla de papel. Una vez frío, sopla su interior y conéctalo al cartucho.

Cada tres meses cambia tu atomizador o bien, cuando percibas que el mismo no logra enfriarse correctamente. Ten en cuenta que fabricados para que duren entre uno y tres meses.

Si te han gustado estos consejos, deja tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.