Como limpiar tu atomizador

Quizá te surja el inconveniente que tu cigarrillo electrónico no tiene la misma calidad de vapor que cuando lo compraste, también puede ocurrirte que a tu atomizador le haya quedado un sabor a quemado espantoso que no se quita con nada.

En estos casos lo que tu cigarrillo electrónico te está diciendo es que hora de hacerle una limpieza a tu claromizador. Con esta limpieza extiendes significativamente la vida útil de tu cigarrillo electrónico.

Como limpiar el modelo CE4

Este método puedes aplicarlo en todos los cigarrillos electrónicos cuyo tanque no puede desenroscarse.

1. Desenrosca la boquilla, y vacía el claromizador. Asegúrate de vaciarlo bien

2. Abre el grifo y colócalo debajo. Debes llenarlo y agitarlo varias veces. Repite este procedimiento unas 4 ó 5 veces. Una vez que te asegures de que está muy limpio, sacúdelo para que salga el agua que contiene.

3. Una vez que está bien escurrido, sécalo muy bien con un secador de cabello

4. Cuando está bien seco, quítale la batería y la resistencia.

5. Cerciórate que está bien seco y vuélvelo a armar. Prende tu cigarrillo sin liquido hasta que no salga más humo (dry burn)

Tu cigarrillo está listo para ser disfrutado. También puedes utilizar este procedimiento para modelos que sean similares.

Como limpiar el modelo CE5

Este tanque es mucho más fácil de limpiar, debido a que puede desarmarse totalmente. Los cabezales pueden reemplazarse y son muy económicos.

Desarma por completo tu cigarrillo, abre el grifo y coloca debajo del agua al claromizador, asegúrate de limpiarlo muy bien. Una vez que está bien limpio escurrelo, y sécalo muy bien. Ármalo y hazle un dry burn hasta asegurarte de que no salga más humo.

El hacer una limpieza encendiendo el cigarrillo electrónico sin líquido en el atomizador (dry burn) extiende la vida útil en el cabezal. Lo que se consigue con el Dry burn es justamente quemar los residuos que se habían acumulado en la bobina. Este procedimiento se debe hacer hasta que no salga más humo del cigarrillo.

Estas limpiezas son importantes porque prolongan en mucho la vida útil del atomizador. Una vez que se les ha hecho la limpieza comienzan a funcionar mejor que nuevos. Estas también eliminan el sabor a quemado que podía tener el cigarrillo,

Puedes limpiar tu cigarrillo tan seguido como lo creas necesario, lo que te indica que debes hacer una limpieza es: baja producción de vapor, sabor a quemado, o que el líquido se oscurezca en el tanque.

Es probable que después de varias limpiezas la bobina o las mechas se rompan, ese será el momento de cambiar el atomizador, o el cabezal por otro nuevo. Esto depende del modelo de atomizador que tengas. Este procedimiento también se puede hacer en modelos de similares características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.